A veces en  El Baúl de las Kekas tenemos alguna infiltrada ocasional para hacerle un poco de hot glue y wiring en el cuerpo para que posen un poco mejor. Sé que hoy no toca entrada, pero os quiero contar un poco la estancia en casa de Lillith, la primera nena de Tania; a la que por los años de amistad con su hermano adopto oficialmente como ahijada en el hobby y justo está comenzando a moverse por el y asimilar un montón de información extraña y confusa al principio.

En fin, que la semana pasada hicimos una quedada en la que estuvimos a cubierto por hacer mal tiempo, aún así nos llevamos a nuestras muñecas para pasar un buen rato y Tania sacó de paseo por primera vez a su nena a la que ha llamado Lillith y ha tenido el valor como primeriza de maquillarla ella misma.
Lillith pobre, al acabar de “nacer” aun no se mantenía demasiado bien en pie y daba patadas inesperadas y esas cosas que a veces pasan. Yo que soy muy como soy yo, sin pensarlo si quiera le dije que la secuestraba para hacerle un apaño para que posara mejor, por que no puedo permitir que la muñeca de alguna del grupito baile tanto involuntariamente; así que al terminar el día se vino a pasar unos días al Baúl con el resto de la familia.

Yo, que sigo siendo muy como soy; esa misma noche ya le hice tanto el hot glue como el wiring; le presté una peluca que tenía guardada en una caja y que no iba a usar, las niñas le prestaron ropita y zapatos, y Emma le enseñó un par de poses y se hicieron alguna foto.

Y no acaba aquí la cosa eh, que yo soy muy yo…
Como mi pequeña pupila acaba de empezar y además tampoco tiene mucho tiempo libre, le hizo algo sencillito pero resultón para que no fuera desnuda. Pero yo que al tenerla en casa mi cabeza comienza a trabajar por su cuenta y sin importarle si yo tengo tiempo o no, pues me obligó ha hacerle además del hot glue y el wiring, un outfit, también sencillito pero igual de resultón para que tenga algo más para ponerle. Así que, cose que te cose, ahora Lillith tiene un vestido sin mangas, unos calcetines altos, una torera con capucha y un par de botitas hechas con fieltro para que no vaya descalza por el mundo, además de una peluca provisional más.

Y así, con esta ida de olla Lillith vuelve a casa con su legitima mami. Os dejo alguna foto de las cositas que le he hecho y de lo que le prestaron mis nenas nada más llegar a casa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: