65

Estas vacaciones me están siendo la mar de productivas en cuanto a jugar con mis muñecas se refiere y entre otras, he podido por fin, dar vida a Okiku.

Como ya dige en su momento en la entrada correspondiente, Okiku es una Snow Fulai de Dollzone y con ella lo que tenía pensado era darle un aire más bien de Oni japonés; ésta era una idea que ya me rondaba por la cabeza hacía tiempo, pero que hasta que no presentaron este molde, no se materializó realmente en mi apartado de Pinterest en el que guardo las imagenes de referencia para las ideas kekiles que se me ocurren.
Como también comentaba, realmente yo la quería en el color marrón exclusivo que hicieron, pero se me pasaron las ganas en cuanto la propia Dollzone dijo en su página que no se harían responsables en los desperfectos que pudiera presentar la resina de la muñeca con ese color, y con lo que costaba pues no me apetecía pagar para recibir algo que no fuera perfecto, así que me acabé decantando por el color blanco.

Mi idea con el color marrón, era que Okiku tuviera la apariencia de ser roja de piel, pero bueno, al final con el blanco le he dado sus toques rojos igual y aunque se que es un color que MANCHA MUCHO la resina y que en un futuro igual me arrepiento por ello, me la miro y estoy muy contenta con el resultado.

Para otros, igual es un custom “feo” o “sin nada “especial”, pero para mi, no solo es el custom más elavorado que he hecho hasta ahora sino, que también es el primero con el que he usado aerógrafo y aunque no es que sea lo más fácil del mundo de usar, la verdad es que para el tema del blush me ha venido de coña, sino es posible que para el año que viene aun estaría dando capas de pastel y MSC. Intentaré usarlo más la verdad.

Cómo decía, Okiku tenía que ser “roja”, así que si, tiene mucho rojo en toda ella y para darle un poco de “color” fuera del rojo, tiene algún detallito en dorado y algo en negro.
Para la cara quería algo “llamativo” pero al mismo tiempo sencillo, sin ser demasiado recargado, así que solamente lleva la sombra roja en los ojos y marcando un poco las cejas, un toque de dorado y el delineado negro. Los labios también son simples y al estilo geisha, remarcando a color solamente la zona más central en un rojo oscuro y un toquecito también en dorado.
En principio contemplaba de hacerle alguna marca en la cara, pero fui descartando por lo de no recargar todo lo que pensaba hasta quedarme solamente con los dos puntos negros bajo los ojos.

Los ojos son también en estos tonos, que la verdad cuando los ví con Nannerl a parte de ser grandes, la verdad es que no me pegaban con ella y en aquel momento no pensé que fuera a usarlos nunca, pero mira, para Okiku han resultado ser más que perfectos.

La peluca es de fibra sintética negra, también la hice yo y aunque hay momentos en los que la miro y pienso “mehj”, en general también estoy contenta con ella por ahora con el resultado; tampoco había trabajado nunca con fibra sintética.

Como detalle extra de última hora; ya sabéis que la mayoría de mis muñecas tienen tatuajes, la verdad es que con Okiku no veía claro lo de ponerle tatuajes, así que en vez de eso, le he dibujado algúnos sellos en plan “contra los malos espiritus” que encontré por internet y algunos ojos. La idea es que tengan pinta de habérselos dibujado ella a mano, por eso no es que estén “super ultra mega definidos” en cuanto a dibujo, eso para los ojos; para el tema de los sellos, también sigue la norma de “hechos a mano”, por eso también la irregularidad y esas cosas,; lo que en un principio había pensado en hacerlos en papel y pegarlos, pero prefiero no pegar cosas en la muñeca la verdad, así que al final se los he pintado.

Ahora rezaré para que todo el trabajo que me he pegado sobretodo en las patas, no se arañe demasiado, ni demasiado pronto, así que no respiraré mucho cerca suyo por si acaso y la manejaré con todo el cuidado del universo posible.

De las partes fantasía, por ahora solamente he pintado la cosa y los cuernos, las alas la tengo guardadas con idea de pintarlas también en algún momento, pero no será próximo; ya dije que el tema de las alas no era algo esencial ni imprescindible para ella, así que no me corre ninguna prisa pintarlas.

En cuanto a vestuario y complementos, Okiku vestirá con kimonos, cosa que voy a tener que comenzar a buscar o encargar para que no vaya siempre con el mismo.
Tengo pensados algunos juguetes para ella que también he de encargar cuando pueda y tengo que hacerle algunas cosas como pulseras y esas cosas, pero que ya puedo ir haciendo sin los remordimientos de “fff… la pobre lleva meses ahí en blanco”; ahora por lo menos está viva.

¿Conclusión?

¡¡NO QUEPO EN MI!! Osea, se que sigo teniendo que aprender mucho, pero estoy realmente contenta con lo que he hecho con ella con el poco tiempo que llevo haciendo esto y sobretodo para haberlo hecho con algo con lo que no había pintado nunca como es el aerógrafo.
Es que me la voy mirando mientras escribo y aun no me creo que lo haya hecho yo.

Ains, en fin, podéis dejarme comentarios de si os gusta, si no os gusta y esas cosas, yo voy a croquetear un poco más admirando mi obra. :3

La familia de El Baúl de las Kekas sigue creciendo.


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: