66

Como ya es “tradición” en El Baúl, os quiero hablar un poco del diorama que llevé este año al Dolly Festival y que si pasastéis por el evento pudistéis ver en persona. Como vengo haciendo desde el año pasado, no quise enseñar nada de lo que iba haciendo para que fuera más sorprendente de ver todo montado y acabado en el evento (creedme cuando digo que a veces me cuesta mucho no enseñarle nada a nadie de la emoción que me da ir viendo como va encajando todo).

Este año, la tematica propuesta para el evento por el staff fue “Villanos”; muchos pensaréis que siendo como soy, es un tema que se me puede dar muy bien, pero la verdad es que este año (como algunos pudistéis ir viendo en la página de facebook), me dio bastantes quebraderos de cabeza porque todo en lo que podía pensar eran villanos en plan comic y de eso pues no es que yo entienda NADA la verdad, osea, si conozco alguno, pero no en profundidad. Luego pasé de villanos de comic a villanos Disney, que si, aunque aun a estas alturas sigo viendo sus películas, pues tampoco en plan ultra fan, así que tampoco era aplicable a mi para hacer la decoración.

Llegué a un punto en el que pensé en dejar de lado lo de la tematica y hacer la decoración más a mi bola, ya que me veía atrapada este año y no se me ocurría nada de nada; menos mal, que una tiene amigas con las que hablar (a veces sin ton ni son, manteniendo conversaciones simultaneas) y un día hablando precisamente sobre este tema, la bombilla se me encendió. ¿Por qué no usar un poco, la história de Momo y Nana como base para trabajar?

Base decidida, con eso, solo tenía que hacer unos ligeros cambios y en vez de un laboratorio, me incliné más por la opción de psiquiatrico abandonado, adaptando las paredes para que en vez de ser lisas, una de ellas tuviera un hueco de puerta para hacer una celda pequeñita (la ventaja de tener un diorama que se compone de lamas y puedes armar y desarmar para jugar un poco con esas cosas). Para la celda en cuestión, le pedí ayuda a mi padre, que me hizo un “cajón” con las medidas que le dí para acoplarlo al hueco de la puerta y como no podía dejar esa celda abierta, con unos listncitos le hice la puerta en plan reja.

Para “vestir” la base, los suelos que tenía no me servían, así que rebuscando por la tienda sobrantes de cosas, encontré unas baldosas de un suelo vinilico que le pusimos a una clienta y que al ser tipo pizarra, tanto en textura como en color, me iba perfecto para esto. Para las paredes, tenía claro que no iba a comprar papel expresamente para esto, así que usé el de siempre, solo que enguarrándolo, rompiéndolo, garabateando alguna cosa y eso con tal de darle un aspecto de dejadez y en definitiva de abandono.

Con la base ya “lista”, pues tocaba terminar de vestir el diorama con complementos y para estos, he tenido de nuevo ayuda de Print My Dolls, que me ha hecho unas cuantas cositas, os cuento. La idea, un psiquiatrico abandonado; como tal, no podía haber mucha cosa de su origen, o por lo menos montadito como debería estar en su día, así que le pedí que como pieza principal dentro del diorama, me hiciera una mesa en plan tablones de madera para poner encima a una de las victimas, en este caso le tocó a Nana.
Luego la anfitriona necesitaba algo de instrumental para su cometído, que no era otro que experimentar y torturar a Nana, así que también me hizo algo de instrumental quirúrgico para la ocasión, una bandeja en la que ponero todo y para terminar de complementar unas cajas de madera, rollo cajas de fruta y un taburete en plan metálico.

Luego por mi cuenta, busqué por internet piezas de escombros para maquetas y puse alguna por el diorama para añadirle aun un poco más de abandono y dejadez y un producto para hacer agua artificial, para hacer algún que otro charco y eso.

La verdad es que una vez que la ide empezó a formase en mi cabeza, no dejaban de ocurriseme cosas, lo que pasa es que todo es imposible meterlo en un espacio de 60×60 y en una mesa en la que no solo tiene que estar el diorama, sino que también el stcok para venta, así que de las ideas que me iban surgiendo tuve que descartar alguna de ellas.
Aun así, me las ingenié para meter lo principal dentro del diorama y para darle a Nora (que no puede faltar en un evento), su espacio personal dentro de la decoración; una silla electrica como asiento VIP basada en la de Tim Burton en Pesadilla Antes de Navidad. Esta silla, obviamente también es obra de Print My Dolls y estoy super feliz con ella, me enamora en serio.

Y nada, espero que os gustara el resultado final, tanto a los que vinistéis a vernos al evento y pudistéis verlo en persona, como los que lo estéis viendo en fotos; intento poner todo mi empeño, esfuerzo y cariño en la decoración de cada evento, así como en las niñas que me apompañan a el y eso luego se nota en vuestras reacciones al verlo y es lo que más ilusión me hace al final.

¡Y un año más, ganamos el premio al “stand más”; gracias por votarnos!

P.D: Si vinistéis al evento, vistéis que este año, no hubo diorama para el photocall; lo siento, pero este año he estadomás líada que los anteriores a la hora de tener tiempo para hacer cosas y no he tenido tiempo de preparar nada, a penas he podido terminar “bien” con todo lo que tenía quepreparar; además, si, aun me dura un poco el mosqueo del año pasado por encontrarnos que alguien había robado/roto cosas del photocall.


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: