70

¡Si amiguis!

Como bien pone en el titulo, en esta entrada quiero comentar algunos cambios que me rondan por la cabeza respecto a Larina últimamente y es que cada vez me planteo más y más el darle un giro completo.

Como sabéis, Larina llegó a la familia de El Baúl, de manera imprevista. La vi un día anunciada en un grupo de ventas de Facebook y me enamoró nada más verla, por lo que me puse en contacto con su dueña y llegamos a un trato; poco después Larina llegaba a casa y lleva aquí, pues creo que dentro de “no mucho” hará un año.

Ahora, aunque me sigue pareciendo preciosa, llevo dándole vueltas hace tiempo por ejemplo, que tendría que limpiarla a fondo y blanquearla, ya que al tener unos años reales, la pobre se ve amarillenta. Para eso, tengo que desmaquillara, algo que por una parte me da penica ya que lo que me enamoró precisamente es el maquillaje original de Rumpel Doll que lleva, pero que si me paro a pensar, pues es un maquillaje que hizo para otra persona según lo que esta tenía pensado para Larina cuando la compró, por lo que creo que va llegando el momento de que le de un aire más personal a la familia en la que está ahora.

Además, esto no lo había comentado, hace poco se me cayó su faceplate y el maquillaje se dañó, quedando del golpe, dos manchas rojizas que la verdad no le favorecen nada, así que no le queda ya más remedio que renovarse.

Así que este año (no sé cuando, a lo largo del año), creo que la desmaquillaré, limpiaré, blanquearé y dependiendo de como me vea de capaz, intentaré remaquillarla.

Esto por un lado.

Por otro, últimamente me estoy rallando bastante con su cuerpo. A ver, yo ya sabía al comprarla que estaba hibridada con un cuerpo de Doll Chateau, y ojo que el cuerpo en si me parece igual de bonito que entonces, pero me resulta bastante complicado llevarme bien con el.

En principio pensé que con un buen hot glue y wiring me apañaría; luego intenté tensarla, pero las gomas eran ya demasiado viejas, por lo que directamente le puse gomas nuevas y si que es cierto que algo a mejorado, pero aun así, le sigue faltando algo al cuerpo y creo que es posabilidad en cuanto a puntos de articulación.

Me explico.

Ahora que he podido jugar con distintos cuerpo; de distintas casas, me tienen encantada tanto el cuerpo de Doll Leaves, como el de DollZone, tanto por estética visual, como por posabilidad (no estoy diciendo ni mucho menos que sean los más mejores del planeta eh), pero son incluyendo el de Spiritdoll y últimamente me estoy murando también bastante un cuerpo de SoulDoll, las opciones que me rondan por la cabeza como opciones para cambiarla de cuerpo y que se parezca más a como la voy visualizando.

Luego, aunque la peluca que lleva me encanta, tanto en color, como en corte, la calidad de ésta es excelente incluso; le va bastante grande aun y poniéndole una siliconcap, así que estoy por probar de hacerle una wigcap normal y probar si así se le mueve menos o directamente mirar o de comprarle o de hacerle una peluca, incluso larga, en un color similar ya que idéntico dudo que encuentre.

Por lo demás, los ojos me gustan y son los que seguirá llevando, el nombre también lo mantendrá y poco a poco le voy consiguiendo algo de ropita más afín a mi idea también, lo último hecho por encargo de la mano de Dolls Parade.

En fin, como veis, Larina tiene muchas papeletas para un cambio bastante radical a lo largo del año, ya veremos si puedo cumplir el cambio completo o no a final, pero cambiar, tengo por seguro que cambiará, por que ahora mismo no me termino de sentir del todo cómoda su aspecto en este momento, con el maquillaje estropeado, el cuerpo, que me gustaría que tuviera más movilidad y que en mi cabeza pues ha ido cogiendo un poco otra imagen que la que me enamoró inicialmente cuando la vi y la compré.

Que vuelvo a repetir, no es que haya dejado de gustarme Larina, sino que, al ser una compra inesperada e impulsiva producida por el flechazo del amor a primera vista, a medida que ha ido pasando el tiempo en El Baúl, pues poco a poco a ido naciendo y creciendo una idea en torno a ella, así que es hora de darle un cambio; nada más.


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: