65

¿Cuanto tiempo pasamos pensando el estilo que queremos dar a nuestra muñeca, en como vestirla, peinarla, color de pelo, de ojos…, para que luego no se parezca nada a la idea que nosotros nos habíamos formado mentalmente de ella?

A veces cuando decidimos comprar una muñeca, tenemos una idea muy definida y clara de como queremos que sea, de su personalidad y de su estilo; pero otras veces acabamos teniendo en las manos una muñeca con la que no tenemos muy claro que hacer con ella o que después de probar el tipo de estilo que inicialmente habíamos pensado, hemos visto que no le encaja.

Si eso os pasa, no os preocupéis, dadle un poco de tiempo a la muñeca y antes de meteros a buscar por ejemplo prendas de ropa muy concretas y que según y como pueden subir un poquito de precio o que tienen que terminar pidiéndose por encargo, empezad combinando prendas más básicas.

Escribir esta entrada se me ha ocurrido porque (Mireia voy a usarte como musa de la inspiración); tengo una amiga que acaba de iniciarse en el mundillo BJD y como la mayoría cuando comenzamos, pues está un poquito pez, así que me preguntó por tiendas donde poder comprarle algo de ropa a su muñeca que le dieran un estilo de malota pero moderna.

Para que no se complicara demasiado la vida con un primer conjunto de ropa para que por lo menos la muñeca no vaya desnuda por el mundo; así que a por cosas basicas. Con una minifalda, una camiseta por ejemplo de tirantes de algún color y una chaqueta estilo bolero, bomber…, ya se tiene una base con la que trabajar para construir un outfit. Junto con esto, ya es cuestión de detalles.
Pensad que al final, lo que realmente acaba por completar un outfit, la personalidad de alguien (ya saliendo del tema muñequil), son los detalles, los accesorios que usamos y esto a veces no lo vemos y nos vamos a buscar cosas complicadas o a pedir que nos hagan un conjunto completo que puede salirse de nuestro precupuesto.

Repasad mentalmente cualquiera de mis muñecas…

Una de las cosas que mas soléis decirme respecto a mis muñecas y por la que tanto os gustan, es que precisamente cuido hasta el detalle más pequeño; y es que de eso se trata. En tener un poco de gracia combinando prendas y rematar esa base con accesorios y detalles.

¿Habéis repasado ya cualquiera de mis muñecas verdad? ¿Qué véis?
Es más, voy a dejaros una foto de cualquiera de ellas y la repasamos juntos, analicemos lo que lleva puesto.

Larina por ejemplo, una foto de la última quedada a la que me la llevé. Si nos fijamos, lo que lleva puesto no son prendas de ropa rebuscadas, son prendas la mar de normales y sencillas pero bien combinadas.
Luego lo único que lleva son las gafas, el bolso, un collar también sencillo, una diadema que no deja de ser un trozo de tela de camiseta y ya.
Como véis no tiene misterio alguno, una camiseta, una camisa lisa, un pantalón corto, calcetines y zapatillas; perfecta para irse un rato al parque a pasear y echarse a leer un rato en la hierba.

Si no acbáis de definirle un estilo claro a vuestra muñeca, tampoco os calentéis la cabeza demasiado, a veces la propia muñeca os acaba “diciendo” como le gusta ir.
Sé que suena un poco a locura, pero es así. A veces yo me he hecho una idea de como quería que tal o cual muñeca llevara el pelo y luego al verla maquillada y empezar a probarle ropa, lo que yo tenía pensado pues no le va bien. Me pasó por ejemplo con Silkye; si recordáis, la primera peluca que le hice era en todos rubios y peinada en plan cresta hacia atrás y luego acabó con el pelo de color rojo y un lado rapado en castaño oscuro y eso lo decidió él solito no yo.

Con la ropa pasa igual; al principio Emma, tenía un estilo un poco más neutro en cuanto a colores, ahora se viste combinando estampados que pueden no tener nada que ver, y cosas coloridas, pulseras, collares y chuminaditas varias.

A veces es cuestión de dejar “hablar” a las muñecas y que ellas mismas vayan decidiendo y cambiando según crecen y evolucionan con vosotros. Probar esos cambios con prendas básicas, combinando cosas que ya tenéis pero que igual no se os había ocurrido probar a usar juntas, rematar los conjuntos con accesorios, como gorros, cinturones, calentadores. Podéis hacer pulseritas de todos los colores con abalorios, collares, incluso con cosas que tengáis por casa y que no nos imaginamos podemos improvisar cualquier tipo de chorrada que puede encajarnos con la idea que tenemos y que ni se nos había ocurrido.

En fin, consejo de hoy. Tirar de prendas básicas a la hora de comenzar a construir un estilismo, rematar la imagen con accesrios y detalles y dejar que la propia muñeca nos diga que quiere ponerse por rara que nos pueda parecer la combinación.


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: