– Vale Lena, que no cunda el pánico…
– ToT
– Venga, que podría haber sido mucho peor.
– Ya pero… TwT

¿A que viene esto? Os preguntaréis…

Pues viene a que al llegar a casa de trabajar este medio día, he encendido la luz y me he encontrado a Nana en el suelo, de manera muy ortopédica, por lo que me he infartado, he tirado la mochila y la he recogido como si hubiese caído en fuego; pero es que al recogerla a ella del suelo, he visto que Larina, estaba encima de la mesa, también con una posición bastante fuera de lo normal.
Las he cogido a las dos, las he puesto en la cama, he revisado que todo estuviera bien y Nana si, Nana que es la que se ha llebado el golpe más “fuerte” al caer al suelo está, por suerte, intacta, pero Larina tiene un dedo roto. Por ahora se lo he pegado y si no lo sabes igual ni se nota (aunque yo si, yo lo veo muy mucho), pero en cuanto pueda intentarñe conseguirle una mano nueva.

Nunca se me ha caído ninguna de la estantería y mucho menos se me había roto nada; y vale que podría haber sido algo mucho peor que romperse un dedo, pero aun así te jode un montón y lloras por dentro.

En fin, solo eso, quería compratir un poco con vosotros mi pequeño trauma de hoy. U.u


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

1 comentario

Mapel · 8 marzo, 2018 a las 17:21

O_O! A mi me pasa eso y creo que lloro por dentro y por fuera! Menos mal que solo ha sido eso, que les llega a pasar algo en la cara y madre mia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: