66 / 100

Pues parece que por fin ha llegado el momento de enseñar a LENA terminada.

Hace poquito ya comenté un poco por encima los avances que había hecho con ella y ahora por fin está terminada y estoy contenta por ello.
A ver, obvio que es mejorable, pero para las skills de custom que tengo en este momento pues no sé, me doy con un canto en los dientes oiga.

El proceso la verdad es que ha ido bien hasta llegar al último tatuaje y a la cara. Osea, hacer el custom de Lena (osease, aquí la menda yo mismamente presente), reconozco que me daba algo de miedito. Hace tiempo ya comenté que cuando empecé en este hobby ya me había hecho una mini yo, pero fue en Blythe y nada que ver la verdad, ya ni siquiera tengo esa muñeca para poder compararlas juntas.

A la hora de ponerme con Lena, preferí empezar por lo “fácil” o lo que me parecía que lo era; el blush, que lo hice con el aerógrafo, así poco a poco a ver si también lo voy dominando.
En las fotos no se aprecia bien, mi luz es la mierda, ya lo digo siempre, pero es que además, no se lo he hecho en rosa, sino que he intentado que el color fuera más natural, así que queda más disimulado.

Luego siguieron las pecas y por último los tatuajes; que menos el último, la verdad es que me los quité de encima enseguida y del tirón, no sé, me dió una colleja así como fuerte la motivación y ale, pimpam; el séptimo es el que me dió más problemas y aunque obvio que no es idéntico al real pero oye, con lo difícil que es dibujar algo así, en un sitio tan pequeño y de espacio reducido, pues creo que ni tan mal.

Con esto terminado, monté el cuerpo y descansé un par de días de trabajar con ella, tenía que decidir por donde continuar, si por la peluca o por apuñalarla para hacerle los agujeros de los pendientes y eso.

Al final le eché huevos al asunto y decidí hacer primero los agujeros para los pendientes.
Por recomendación de Nezumi Freak, me compré un troquel manual para hacerlos, por que si ya de por si, me acojonaba una barbaridar taladrar la resina, ya ni te cuento si pensaba hacerlo con la dremel…
Son los primero agujeros que hago, obvio que también podrían ser mejor, pero bueno, no me la he cargado que eso es mucho.

El siguiente paso supongo que podemos llamarlo “zona de confort” (por llamarlo de alguna manera, aunque tampoco), la peluca. Para la peluca de Lena, compré pelo de alpaca en color negro; a ver, no es mi color natural, yo soy castaña, pero es el color que llevo ahora y el color que prefiero llevar siempre que puedo teñirme.
Es la primera peluca tan sumamente larga que hago para SD (Lula también lleva el pelo larguisimo). La verdad que me preocupaba que fuera un desastre al ser tan larga por eso de estar enrredándose constantemente y eso, pero por suerte no, se ha portado muy bien el pelo; si que aun se sigue quedándo algo encrespado, pero poco a poco le voy quitando ese volumen a golpe de plancha.

¡Quedaba lo más difícil, el cabezón!

La cara, al igual que el último tatuaje, me ha dado guerra… (estoy escribiendo esto justo después de terminarla, la frustración sigue ahí).
En el primer intento, parecía que iba bien hasta que si querer y aun no sé como, le arañé el blush; no hubo manera de arreglarlo, así que “borrón y cuenta nueva”.
En el segundo intento, avancé algo más, pero la luz me hizo una mala pasada escondiéndome una mancha que cuando por fin la vi, la única manera de quitarla era…, pues si, “borrón y cuenta nueva”.
El tercer intento es el “güeno”, poco a poco, intentando no cagarla para no prenderle fuego a la cabeza, mirando que no se me pasaran manchas y con cuidado de no arañar nada esta vez…
Repito, obvio que se puede mejorar, pero y repito de nuevo; con el nivel que tengo actualmente, pues no sé, bailo desnuda alrededor de una hoguera y le ofrezco a Satan un pollo en sacrificio o algo.

Estoy contenta; me daba miedo hacer este custom y creo que lo he resuelto “bastante bien”, me merezco un sugus.
Ahora la tengo montadita y vestida gracias a un pantalón de SD que a Wylla le iba bastante enorme y que compré hace tiempo en un evento y a un jersey que le compré a Jack en su día; osea un jersey de color mostaza para Jack, ahora lo pienso y no sé ni por que se lo compré, ya que es un color como muy “vivo” para él, pero… Lena le da las gracias.

A ver, yo de normal soy más “despojo”, pero entre nosotras llegamos al acuerdo de que con un solo despojo era suficiente, así que a ella la he hecho como cuando me da a mi por arreglarme un poco, así que va algo maquillada y tiene las uñas pintadas de negro también.
Y para los que me conocéis, os daréis cuenta de que le falta un piercing; si, lo sé, es que ahora mismo no tengo bolitas de la medida correcta, las tengo pedidas pero me tienen que llegar, así que en cuanto las tenga, pues se las pegaré, que total eso es un momento y no afecta a nada de todo el trabajo que he hecho con ella.

el collar es prestado por Nora y compañia, no el que llevará de normal.

Por cierto, en el título y yo refiriéndome a ella, muchas veces veréis que la llamo MaxiLena o MaxiMiniLena; esto es por que no deja de ser una mini yo pero en tamaño grande; pero que su nombre real es Lena igual que el mio eh, no nos confundamos.

Y nada, hasta aquí el tostón sobre la gigantona de El Baúl de las Kekas que por fin tiene vida, ahora solo hay que seguir consiguiéndole cositas, ropa y esas cosas.

Ale, a chuparla pues!

Categorías: Presentando

El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

1 × 5 =

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: