Hoy vengo con otra presentación, como en la anterior presenté a Rin y están un poco vinculadas; además que se que algunos tenéis ganas de saber como nacieron estas dos señoritas, pues hoy os las presento.

Comienzo con Momo que fue la primera conejita en llegar.

La idea de Momo la verdad es que estuvo bastante tiempo en el horno, ya que antes de hacerla en muñeca, o mejor dicho en BJD; lo que yo quería era tener un Puppet de la artista Pussie Toys, a la que admiro enormemente; si no la conocéis os ánimo a pasaros por su página para ver su trabajo.
En fin, a lo que iba; yo descubrí el trabajo de Pussie Toys en la Dolls&Party de 2015; un evento sobre BJD que se celebró unos años en Barcelona y que en 2015 tuvo su última edición. Bien pues, entre los stands participantes, estaba el de Pussie Toys y yo que recojo tarjetas de todos los stands de los que me enamoro, obviamente cogí la suya y empecé a seguir su trabajo. Desde ese momento decidí que yo tenía que tener uno de sus Puppets en algún momento, pero claro, no quería que fuera uno cualquiera; quería que fuera “especial”, por lo menos para mi.

En 2016, Pussie Toys hizo un curso al que pude asistir y en el que pude conocerla en persona y así aumentar mi admiración por su trabajo; y al mismo tiempo, Fairyland, una de las casas más conocidas de BJD, presentaba el nuevo modelo de Minifee Fantasy.
Este nuevo modelo obviamente fue la Minifee Momo; había cogido el modelo de Rin (Realfee May) y lo habían hecho crecer.

SE DESATÓ LA LOCURA!

Si a mi ya me gustaba el modelo de Rin, pero por su tamaño me echaba para atrás, cuando vi a Momo se me abrió el cielo de golpe y tuve que coger una; así que mi cabeza empezó a llenarse de ideas. ¿Y qué pasó?, pues que uní las dos cosas, la verión BJD y las ganas de tener un Puppet de Pussie Toys.
Ahorré el dinero y encargué el puppet. Ahorré el dinero y compré la Minifee Momo. Y en lo que tardó en hacerse el puppet, la minifee llegó a casa, por lo que la pude enviar al spa de Lydia Studio a customizar.

¿Pero…, y cual era la idea?

Pues cuando salió la presentación de este molde, yo sabía que todas las minifee Momo que viera a partir de ese momento serían dulces y pastelosas, todas “clónicas” unas de otras y por lo tanto pasaría a ser otro modelo encasillado, yo que soy más bien de todo lo contrario; de sacar moldes de su encasillamiento, quise aprovecharme de eso y que Momo dejara bien claro que las apariencias engañan. Que al verla de lejos, o por detrás; o incluso estando ella relajada, la gente al mirarla pensara “Aaaww… que conejita más tierna y adorable…”, pero que de repente… “OH SHIT! Creo que… me tengo que ir a otro planeta…”, por dejar salir su siniestra locura. Hacer un poco de hincapié en que, no todo es lo que parece a simple vista y que no hay que dar por sentado algo sobre alguien solamente por como se ve su apariencia.
Esto yo se lo expliqué a Pussie Toys y le envié alguna imagen para reflejar un poco mejor la idea tal como yo la veía en mi cabeza y la Momo Puppet fue lo que salió de la interpretación de esa idea. Basta decir que me encanta muchísimo. Y con la puppet en casa; le explique lo mismo y le di las mismas referencias a Lydia Studio para hacer lo mismo pero con la Momo de resina.

¿Las diferencias?

Pues que la Momo Puppet en vez de tener cabezas intercambiables; como cara permanente tiene la de locura y para ser adorable, tiene una máscara. La Momo de resina en cambio, como le conseguí dos cabezas extra, tiene en total tres cabezas intercambiables; la adorable, la de locura que inicialmente era una cabeza dormida y que Lydia Studio modificó para que se vea tal y como se ve, y una dormida. Por lo demás, tiene la misma gama de colores para el maquillaje, las dos son blanquitas, en el pelo tienen el mismo corte y los mismos tonos incluso a la Momo de resina, yo le hice un vestido igual al que lleva la Momo Puppet y encargué que le hicieran un cuchillo.

Os dejo algunas fotos de las dos versiones.

En cuanto a Nana
En cuanto a Nana os dejo con as ganitas hasta la próxima entrada para que no se alargue demasiado esta; si no osla queréis perder suscribios al blog para que os avise o estad atentos en el resto de redes sociales, jojojo!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


El Baúl de las kekas

Mi nombre es Lena, tengo (ahora) 32 años y comencé en este hobby como una vía de escape de mis, entonces problemas personales; ahora se a convertido en una importante parte de mi vida y la disfruto como tal, aprendiendo algo nuevo día tras día.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

A %d blogueros les gusta esto: